PROCLAMACIÓN DE LIBERTAD

por | Sep 3, 2022 | INSIDE OUT

Un concepto que hemos venido repitiendo hasta la saciedad desde que tenemos uso de razón. “Grito de Libertad”, “Estatua de la Libertad”, “Día de la Libertad”, “El Libertador”… Todo en representación a la no opresión de una persona o sociedad por parte de otra. 

Pero, ¿qué es la libertad realmente? Algunos la definen como tener el control de tus propias acciones, es decir, mientras tus acciones respondan a tu voluntad, y no a la de otros, estas son libres. Es una buena definición considerando que la voluntad es la capacidad del ser humano de expresar sus deseos. 

Ahora, ¿de verdad la voluntad de cada persona responde siempre a sus deseos? y, si queremos ir más allá, ¿los deseos de una persona son suyos o de su ego?

Si te preguntaras por qué estás haciendo algo que quieres hacer y te respondes con algún motivo, ya tu voluntad está determinada o condicionada por ese motivo. En este caso, la voluntad –el querer– para actuar de tal manera responde a ciertos procesos de la sociedad, sistema, entorno, ambiente, cultura, creencias, etc… que se han venido proyectando en tu interior y te han determinado a moverte, haciéndote pensar que esa acción es movida por tu propia voluntad. 

Si bien es cierto que nuestros actos muchas veces se pueden ver sugestionados o condicionados por agentes externos, no menos cierto es que esta sugestión sólo puede hacerse en el plano inconsciente de las personas. En la película Inception, el argumento se trata justamente de esto: la inoculación de una idea en un nivel muy profundo del subconsciente –también llamado inconsciente– que luego Ryan Murphy lo traslada al consciente y lo expresa como una acción voluntaria, la cual, para él, es una acción libre.
¿Esto significa que la libertad es una ilusión? No tenemos que extender la escena final de Inception para saber que la mayoría de las personas vivimos dormidos, movidos por la inconsciencia. Sin embargo, cada vez hay más personas atravesando ese umbral de la consciencia, aprendiendo a vivir despiertos. Creo que en este nivel elevado de consciencia, de despertar, lucidez, iluminación, o como lo queramos llamar, sí existe una expresión de LIBERTAD auténtica, ya que cuando estamos conscientes, nuestro ser se expresa libremente, sin condicionamientos externos, ni perjuicios mentales… Es lo que es, sin motivaciones, razonamientos ni porqués.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × cuatro =